lunes, 23 de marzo de 2009

MUNDOS PARALELOS

Este sueño se lo dedico a dos amigas que en este sueño son protagonistas, amigas a las cuales las aprecio mucho. Salen en mas sueños pero no ponía sus nombres ,ahora explico bien quien es cada una poniendo su nombre en la foto. Bueno espero que os guste ( en especial a vosotras dos)

Habíamos quedado para dar un paseo por la montaña. Hacía muy bueno, nos adentramos demasiado y luego no sabíamos volver, estaba oscureciendo y aún seguíamos allí.
Entonces, asustadas e iluminándonos con los móviles los cuales, misteriosamente, no tenían cobertura. Oímos un ruido y de repente Ana desapareció, Regy y yo la llamábamos histéricas, me detuve y me dí cuenta de que ya no oía a Regy, estaba sola y asustada, eche a correr, no sabía que pasaba y las decía: -"Chicas, si esto es una broma no tiene gracia..."- Pero nadie contestaba... Entonces caí como en un agujero y fui a dar a una cueva. Allí toque a alguien y chillamos las dos a la vez; era Ana.
La abracé con fuerza, de pronto algo nos iluminaba, era un gigante, éste nos cogió y nos metió a cada una en un bote, a nuestro lado vimos a Regy en otro bote, estábamos atrapadas.
Descubrimos sus planes, estaba secuestrando gente a la cual transformaba en seres extraños y los mandaba a un mundo paralelo, nosotras estábamos empezando a transformarnos: A Ana la estaban creciendo las orejas y la nariz se le alargo un poco, a Regy la empezaron a salir unas alas extrañas y en el culete la salio una especie de bulto como una linterna, parecía una luciérnaga, y a mi me estaban creciendo las manos y me salieron unas alas muy ridículas, algo pequeñas, no podíamos evitarlo, y el pánico se apoderaba de nosotras, no sabíamos en qué terminaríamos convirtiéndonos. Regy apoyó su culete iluminando al bote y éste empezó a calentarse tanto que reventó y consiguió salir. Nos ayudó y salimos las tres, entonces el hombre enorme nos vio y nos siguió, Regy levanto el vuelo acercándose a él para darnos tiempo a nosotras a huir y me gritaba:-"¡Venga Aldahara, vuela que aquí arriba hay luz, creo que podemos salir!"- Pero mis ridículas alas no me levantaban, aunque sólo era cuestión de tiempo, porque al poco lo conseguí. Entonces miré a Ana que la pobre ahora tenia unas antenas enrolladas muy simpáticas, pero no tenía alas...
-"¡Vuelo, vuelo ya soy libre!"- Grité eufórica.
-"Putas orejas y antenas... ¡De qué me valéis que no puedo escapar!- Dijo Ana todo enfadada. Entonces Regy y yo la cogimos de las manos y la levantamos del suelo, el hombre cogió una red e intento darnos caza, al ir las tres ya no teníamos soltura, pero las antenitas de Ana brillaron y nos hicieron invisibles, esto nos salvó y salimos a la superficie que ya era de día.
Gracias a los orejas enormes de Ana, que podían oír a gran distancia, llegamos a la civilización, y allí fue donde descubrimos que éramos diminutas, no podíamos volver a casa... Era horrible... Entonces decidimos quedarnos allí y nos creamos una casita, por las noches Ana nos hacía invisibles para protegernos de los animales y Regy nos iluminaba y nos daba calor en las noches frías con su culito de luciérnaga, algunos días visitábamos a nuestros familiares para verles y dejarles notas diciéndoles que estábamos bien, lo hacíamos volando para que nadie nos pisara y siendo invisibles para que nadie nos viera...

...Entonces desperté...

1 comentario:

anita peli dijo...

hola me a encantado participar en tu blog aber si escribes mas q ya lo estoy deseando, besos