jueves, 2 de abril de 2009

Caramelos transformadores

Iba a una tienda con prisa, pues me iban a cerrar, y una mujer me pidió ayuda para entrar en una tienda en la que que no podía con el peso de la puerta. Ésta era una joyería a la cual había que llamar al timbre para que te abrieran y la mujer por su aspecto y edad no debía haber entrado en muchas... Aún así llamé al timbre y le dije que normal que no pudiese, que estaba cerrado, que no se preocupase que en poco la abrirían. La dejé dentro y yo corrí a la tienda pero ya era demasiado tarde, volvía cabizbaja, entonces me tope otra vez con la anciana, que me agradeció la ayuda dándome una cajita llena de caramelos. Me alegre bastante y se lo agradecí con una gran sonrisa que me devolvió.
En casa decidí comerme un caramelo y me sentí ligera y cada vez mas ligera. Todo empezaba a crecer... Escupí el caramelo en el papel y me tumbé en el sofá esperando a que se me pasase.
Llego mi novio y le conté lo sucedido con la anciana y proseguí:
-"Y me ha dado unos caramelos alucinógenos, que susto me he dado al querer comérmelo"-
-"No me lo creo"- dijo riéndose...
-"¡De verdad!" - Dije un poco angustiada.
-"A ver, dónde están esos "súper-caramelos""- Dijo sarcásticamente.
-"Toma, toma, cómete uno" - Respondí sacándole un caramelo y poniéndoselo en la mano.
-"¡Qué tonta estas!"- Dijo metiéndoselo en la boca;
Empezó a ponerse verde, pero él no se veía. Sentiría algo, quizás, pero se hizo el machote... -"¡¡ESCÚPELOOOOOO!!"- Dije asustada.
-"¡Ohhhhhhhhh! Si son alucinógenas"-Respondió alucinando...
-"Si, pero yo también estoy alucinando, ¡Eres verde!"- Le dije flipada.
-"¡Qué pasa, qué pasa...!"- Dijo mirándose las manos.
Estaba encomiendes y se convirtió en una lagartija, lo cogí y metí en una caja, me preparaba para ir al hospital cuando una vocecilla salio de la caja.
-"¡A dónde me llevas!"- Dijo la lagartija con una vocecilla extraña.
-"¡Al hospital!"- Conteste acercándome a la caja casi susurrando por si le hacía daño.
-"¡Estas loca! ¡Te van a tomar por loca!"- Dijo chillando.
Entonces me senté, tenía razón, a la media hora o así volvió a su estado normal , el efecto era pasajero. Qué susto nos dimos, cogí una bolsa y vacié la cajita, pensaba en tirarlos y entonces cayó un papel de la cajita lo cogí y ponía: "Advertencia: Cada caramelo tiene una propiedad, dependiendo de su color te transformaras en una cosa, la duración de esta es de aproximadamente 1 hora y la transformación sera inmediata, deles un uso responsable." Y a continuación ponía una lista de los colores y en qué te transformabas con cada uno. Me puse a recogerlos y meterlos en la caja...

...entonces desperté...

5 comentarios:

sueño dijo...

Jumm... y si me tomo el fucsia?? en qué me transfomare? jajaja.
tienes una imaginación desbordante, y eso es muy bueno.
Sólo tienes que encaucarla, y dirigirla como has hecho en este caso.
Un beso.

Dr. SeROne dijo...

Me estoy imaginando la escena: Tú entrando en urgencias, con una lagartija en una caja, y gritando: ¡Salven a mi novio, salven a mi novio! xDD

Aldahara Amaranta Soraya María Ana Belén Amadhys dijo...

pues a eso me disponia,jjajajajajaja pero la lagartija era mas cuerda q yo jajajajajajajajajaja, seguro q m encerraban en el manicomio de por vida

Wb dijo...

JAJAJA es buenisimo! muy original... Esos caramelitos van mas alla que los bizcochos de Alicia en el Pais de las maravillas...

Paolo Motta dijo...

Hi, I like your blog very mutch, also if I'm Italian and a I don't speak Spanish very well. What a long name you have!;-P